Seis consejos para evitar la sustracción de sus hijos por el otro progenitor

Es conveniente que quien tenga algún motivo  para temer que el otro progenitor de sus hijos pueda intentar mudarse del país donde viven llevándoselos  consigo sin su autorización, tome algunos recaudos mínimos.

Cuáles son los motivos que llevan a esta situación?

Los motivos que pueden derivar en esta mudanza inconsulta son múltiples y variados, pero como ejemplos podemos dar:

. Que se trate de padres con origen en países diferentes;

. Que estén atravesando o hayan atravesado una crisis de pareja;

. Que haya sobrevenido la separación o divorcio;

. El surgimiento de oportunidades laborales fronteras afuera

 

Seis medidas de prevención

Entre los recaudos a tomar, podemos citar:

1. No otorgar autorizaciones notariales o judiciales de viaje indefinidas y recíprocas, Por el contrario, conviene reservarse la posibilidad de hacerlo en cada uno de los viajes que los niños deban realizar.

Esto puede resultar mas oneroso, y hasta  engorroso, pero sin duda asegura a los padres la oportunidad de participar en la decisión de cada viaje de sus hijos.

2. Tener siempre a buen resguardo los pasaportes de los hijos.

Esta cuestión puede ser problemática porque en parejas desavenidas cada uno de los progenitores querrán guardarse para sí esta posibilidad. Sin embargo, esta cuestión se resuelve dejando estos documentos en depósito de terceros. Estos puede ser amigos o familiares de máxima confianza de ambos padres, un notario o escribano o cualquier persona o institución en quien los padres confíen, y que tendrán instrucciones de entregarlos solamente a solicitud de ambos conjuntamente (las excepciones que pueda tener esta regla deben figurar en el mismo acuerdo que se firmará cuando se les encarga la misión.)

También pueden guardarse los pasaportes en una caja de seguridad a la que sólo puedan acceder los padres de manera conjunta.

3. Tener siempre fotos de los niños actualizadas

Este recaudo es muy importante, puesto que las fotos y videos de los chicos pueden ser de mucha utilidad para identificarlos si hay que proceder a su localización cuando no se los tiene ubicados

4. Asegurarse que los niños sepan siempre -si ya tienen la compresión suficiente- el nombre completo de sus padres, la ciudad y país dónde viven y, si es posible, también su dirección y teléfono.

5. Enseñar a los niños cómo se procede para hacer llamadas internacionales por cobro revertido, o cómo conectarse con sus padres mediante redes sociales, también según su grado de madurez.

6. Hacer saber a los niños cuáles son las personas a las que a criterio de los padres podrían recurrir (policía, maestro de escuela, sacerdote) en caso de encontrarse en un lugar extraño y necesitar algún tipo de ayuda.

 Estos consejos no evitan totalmente las sustracciones internacionales de niños, pero la práctica nos indica que tenerlos en cuenta ayuda a prevenir este tipo de situaciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *